viernes, 19 de enero de 2018

La factura del taller crece, pero la mitad que lo hace el recambio

Es importante que la gerencia del taller disponga de información correcta, y actualizada, que permita medir el desempeño de la empresa. Saber cómo se se está desarrollando nuestra actividad, y de qué forma mejorar nuestro margen y rentabilidad, es básico para maximizar los resultados de la compañía en un entorno cambiante y sometido a nuemerosas presiones. El factor precio, no es el único, pero sí uno de las más importantes y recurrentes. Por eso, amigos, no nos cansamos de insistir en la necesidad de medir, constantemente, cómo funciona nuestro taller. Y nada mejor que nuestro software de gestión de taller para conocer, al detalle, cómo se comporta cada área productiva del taller.

Datos como los siguientes solo demuestran la importancia que tiene hacerlo. Y es que tras casi un lustro de continuas caídas, el precio de los repuestos para automoción volvió a crecer en 2017. Nada más y nada menos que cuatro veces más que el IPC, y más del doble que el de la factura del taller.

Parece que la reactivación de la economía y de la actividad en los talleres ha sido clave en la dinamización del precio de los recambios para automoción recuperan su dinamismo. Por ello la eficiencia en la gestión de todo el proceso del mantenimiento de un vehículo adquiere una máxima relevancia para el buen gestor. Y su software de gestión de taller, su mejor aliado.


Evolución de precios del recambio y el taller 

 

Partiendo de un contexto de crisis económica, la mejora de la economía se ha ido reflejando en la subida sostenida del IPC desde el año 2012 (excepto en 2014) hasta el pasado 2017 —con un incremento acumulado de los precios del 4,9%—. Por su parte, los precios de los de los recambios y accesorios para vehículos acumularon una bajada del 3,6% en el periodo 2012-2016. Y no ha sido hasta 2017 cuando han conseguido salir de la deflación con un incremento de precios del +4,5%.

Además, esta caída fue todavía más pronunciada (del 5,8%) en el periodo comprendido entre 2013 y 2016, teniendo en cuenta que 2012 fue el último año de la serie en el que los precios de los recambios experimentaron un crecimiento positivo.

Estas bajadas son si cabe más llamativas si comparamos el precio del recambio con el de la factura en el taller de reparación, que, entre 2012 y 2016 se apuntó un incremento acumulado por encima del 6% (el 6,4%) y que sumó otro 2% más de subida al final del ejercicio 2017.

De esta forma, mientras los distribuidores de recambios debieron reducir sus márgenes en este periodo para ‘competir en precio’, los talleres, para paliar la pérdida de actividad, optaron por aumentar sus precios para mantener su facturación. Una tendencia que se rompió el año pasado al subir dos puntos y medio porcentuales más el precio de los repuestos frente al de los talleres, informa la plataforma tecnológica MKD Automotive Solutions.

Así, en 2017, tras cuatro años de continuas caídas, esta tendencia bajista del precio de los repuestos de automoción se invirtió, al experimentar una subida que alcanzó el 4,5%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).


Te puede interesar:



Más información sobre el Módulo de Gestión de Taller de CSS

  

“La tecnología, también en la gestión de taller, mejora la relación con el cliente y su percepción del servicio” 

 

Los automovilistas que solicitan presupuestos on line de reparación del coche son impacientes: el 70% quiere su presupuesto en menos de una hora

 






















martes, 16 de enero de 2018

Los coches asegurados crecieron en casi 775.000 unidades en 2017

Los coches asegurados crecieron en casi 775.000 unidades en 2017
El número de vehículos asegurados en España se situó en 30.613.146 unidades a cierre de 2017. Esta cifra supone un incremento del 2,6% respecto de diciembre de 2016, según los datos del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA), según anuncia la patronal de las aseguradoras Unespa. 

De este modo, el parque de vehículos a motor que circulan por España se ha incrementado en 774.785 unidades en los últimos 12 meses. En diciembre se produjeron 891.499 altas de vehículos y 813.494 bajas, con lo que el parque creció en 78.005 unidades respecto al mes anterior. La recta final del año asistió, pues, a una mejora de la tendencia tras el debilitamiento que se apreció en noviembre. En resumen, el ejercicio también se cerró con tasas de crecimiento intermensual superiores a las marcadas hace justo un año (0,26%, frente al 0,06% de 2016).


Por último, en 2017 se efectuaron 10.953.145 altas y 10.178.360 bajas de vehículos, lo que se traduce en el citado incremento neto del parque móvil de 774.785 vehículos. Este saldo es superior en 62.216 unidades al anotado en 2016 (712.569 vehículos).


No está demás recordar que el FIVA recoge datos de todos los vehículos que hay asegurados en España, ya se trate de turismos, ciclomotores, motocicletas, furgonetas, autobuses, vehículos industriales, etc. Así, como en España es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil para los vehículos a motor, el FIVA ofrece una imagen fiel de la evolución del parque automovilístico nacional. Además, los datos de este fichero toman en consideración tanto las altas de vehículos como los datos de aquellos que son dados de baja.